¿Y qué pasa con el mercado del alquiler?

Algunos propietarios ven en hacienda un freno para sacar su piso al mercado del alquiler por el miedo que les supone tener que pagar muchos impuestos. Es una afirmación rotunda del portal de idealista.com guía del alquiler que comparto. Os adjunto su link que de seguro será más clarificador que yo.

Comparto la afirmación, pero no su contenido. La renta percibida por un propietario que alquila su vivienda, tributa dentro del IRPF como capital, pero hay gastos deducibles y diferentes reducciones que disminuirán sensiblemente el gravamen impositivo, y por tanto desterrará la idea, de que “no me merece la pena poner mi piso en alquiler, pues voy a pagar muchos impuestos”.

El arrendador podrá estipular gastos deducibles:

– Los intereses de la hipoteca para la compra de la vivienda, así como los gastos de reparación y conservación del inmueble (no los de ampliación o mejora). LAU
– Los gastos de formalización del arrendamiento

– Los tributos aplicados sobre los rendimientos o sobre la vivienda y los de defensa de carácter jurídico

– Los contratos de seguro, como los de responsabilidad civil, incendio o robo

– Las cantidades destinadas a servicios o suministros (luz, agua, gas, teléfono)

– El importe que se destine a la amortización de la vivienda, por su depreciación efectiva. Este valor se calcula aplicando un 3% sobre el mayor de los siguientes valores: el coste por la compra de la vivienda o el valor catastral, ambos sin incluir el valor del suelo

El arrendador podrá además beneficiarse de las siguientes reducciones:

El arrendador podrá deducirse entre el 60% y el 100% del dinero obtenido en función de la edad y los ingresos del inquilino, tal como indica el artículo 23 de la ley 35/2006, de 28 de noviembre, Ley sobre IRPF del impuesto sobre la renta de las personas físicas:

– si el inquilino tiene entre 18 y 30 años y unos ingresos netos superiores al valor del iprem (7.455,14 euros actualmente), el casero puede deducirse el 100% de las rentas obtenidas

– si el inquilino tiene entre 18 y 35 años y unos ingresos mayores que el iprem, y además el contrato de alquiler se firmó antes del 1 de enero de 2011, el casero puede deducirse el 100%

– en otros casos, la reducción será del 60% enlace AEAT

Peculiaridades en caso de alquilar la casa a un familiar

Alquilar la casa a un pariente puede aportar tranquilidad a muchos arrendadores, por conocer bien a la persona que habitará su vivienda. en caso de que el inquilino de la casa sea un pariente (se entiende como tal hasta el tercer grado de parentesco), también habrá que declarar los ingresos y la situación será la anteriormente explicada pero con una cierta limitación para evitar la “picaresca”. El importe que se declara como ingresado por el alquiler descontados los gastos deducibles no puede ser inferior al 2% del valor catastral (o el 1,1% si este valor catastral ha sido revisado o modificado y hayan entrado en vigor a partir del 1 de enero de 1994), Estableciéndose este valor como el mínimo a declarar.

Rafael Ardura Urrea
Business Manager
GRUPO RETIRO

CEO-Founder&MD Partner
SERVIGESTION

Project Manager
ALLES HAUS BAUAG

20130102-162228.jpg

20130102-162241.jpg

Tagged with:
Posted in Asesoria/Consultoria Financiera

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categorías
January 2013
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
%d bloggers like this: