Salir de la crisis,si: ¿Pero cómo saldremos de la crisis?

En el año “14” que diría el Sr. Rajoy, nos levantaremos con la noticia de que la crisis ha terminado. Correrán las noticias como la pólvora, escritas con nuestros sufrimientos, se celebrará el fin de la pesadilla, nos harán creer que ha pasado el peligro (rescate, intervención, corralito….), aunque nos advertirán de que todavía hay síntomas de debilidad y que hay que ser muy prudentes para evitar recaídas.

Obtendrán el objetivo de que suspiremos aliviados, que celebremos el acontecimiento, para deponer la actitud crítica contra los poderes (manifestaciones, #15M, PAH, Yayoflautas, Preferentes….), que nos lleva al estallido social; y, nos prometerán que, poco a poco, volverá la tranquilidad a nuestras vidas, que no habrá fractura social.

En el año “14” que diría el Sr. Rajoy, entonces, la crisis habrá terminado oficialmente y se nos quedará cara de “tontos” agradecidos, encima nos recriminarán la desconfianza en su gestión, justificarán las políticas de ajuste y volverán a dar cuerda al engranaje de la economía. Por supuesto, la crisis ecológica, la crisis del reparto desigual, la crisis de la imposibilidad de crecimiento infinito se habrán quedado per se y permanecerán intactas, pero esas amenazas nunca ha sido publicadas ni difundidas y los que de verdad controlan el universo llamado mundo, habrán puesto punto final a este engaño, a esta crisis de contradicciones —mitad realidad, mitad ficción—, cuyo origen es difícil de sondear pero cuyos objetivos han sido claros, precisos y contundentes: hacernos retroceder 30 años en derechos y en salarios. Ahí no se ha dado “puntada sin hilo”.

En el año “14” que diría el Sr. Rajoy, cuando los salarios se hayan abaratado hasta límites tercermundistas; cuando el trabajo sea tan barato que deje de ser el factor determinante del producto; cuando hayan sometido a todas las profesiones, y profesionales, para que sus conocimientos y savoir-faire (que dirían los franceses) quepan en una nómina escuálida; cuando hayan domesticado e imprimado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis; cuando tengan millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables con tal de huir del infierno de la desesperación, entonces la crisis habrá terminado.

En el año “14” que diría el Sr. Rajoy, cuando los alumnos se “amontonen” en las clases (hasta asemejar una cárcel o campo de exterminio nazi), y se haya conseguido expulsar del sistema educativo a un 30% de los estudiantes sin dejar rastro visible de la epopeya; cuando la salud sea de pago y no se ofrezca igual para todos; cuando nuestro estado de salud tenga que ir parejo al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho, por cada prestación; cuando las pensiones sean tardías y exigüas, cuando no tengamos más remedio que acudir a seguros privados para garantizar nuestras vidas, entonces la crisis habrá terminado.

En el año “14” que diría el Sr. Rajoy, cuando hayan logrado nivelar a la baja toda la estructura social y todos —excepto “los de arriba” que se hayan puesto cuidadosamente a salvo en cada sector—, nos mantengamos por los charcos de la escasez o sintamos el hedor del miedo en nuestra espalda; cuando se hayan roto todos los puentes de la solidaridad, entonces nos anunciarán que la crisis ha terminado.

Nunca en tan poco tiempo se habrá conseguido tanto. Tan solo cinco años nos han bastado para reducir a escombros derechos que tardaron siglos en conquistarse y extenderse. Una devastación tan brutal del paisaje social solo se había conseguido en Europa a través de la guerra. Aunque, también en este caso, opino que ha sido el enemigo el que ha dictado las normas, la duración de los combates, la estrategia a seguir y las condiciones del armisticio.

A mí por tanto, y en virtud de lo expuesto, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo hacernos más pobres y desiguales, sino también más resignados, y un ser humano resignado, no “pelea”.

De momento le han ganado 30 años a sus intereses. Ahora quedan los últimos retoques al nuevo marco social, lo que nos anunciarán a partir del 26 de abril: un poco más de privatizaciones por aquí, un poco mas de recortes por allá; y un poco menos de gasto público por maracullá y voilà: El lienzo estará terminado: “El fin de la crisis”, by poderes fácticos y verdaderos poderes.

Cuando el calendario marque cualquier día del año 2014, pero nuestras vidas hayan retrocedido hasta finales de los años setenta, decretarán el fin de la crisis y escucharemos por la radio, y noticiarios, y/o debates televisivos, las últimas condiciones de nuestra rendición.

El martes pasado 16/04/12, cuando me dirigía a una reunión de trabajo, me quedé un momento observando con indignación, impotencia, y un bastante de vergüenza propia, como un numerosos grupo de Personas Mayores, se manifestaban en la Puerta del Sol, “luchando”, por los derechos de “todos”, porque no solo: …..“Las pían por las preferentes”……”y por sus pensiones….”, …..”y por la sanidad de gratis total….”; como me dijo un “gilipollas” de inveterado recuerdo, el pasado fin de semana en uno de éstos eventos de compromiso, que no te apetecen, pero que no puedes decir que no.

Y continuaba el imbécil: ….”yo como en Estados Unidos, los hospitales de pago….”; y, un montón de sandeces más que salían por la boca de ese “empresario” indocumentado, que no me acuerdo, ni quiero reproducir, y que no acierto a poner, porque con la excusa de “ir al baño”, le perdí de vista.

Estas Personas que no tiene que demostrar nada, ya en su momento lucharon, pelearon y trabajaron duro….., muy duro,…..para obtener esos derechos que ahora se nos quieren cercenar con la cizalla de los recortes, los ajustes o como queramos llamarlo, que nuestra sociedad actual (y me incluyo por lo inoperante y permisivo que he sido de cara a su reclamación) se ha ido “cargando”, en un aparente, falso y mal llamado Estado del Bienestar. Pero es que encima ahora, con la que está cayendo, nos vuelven a dar una lección de coraje, entereza, economía de “guerrilla”, y de pelea, de mucha pelea por lo que consideran habían conquistado y se les está quitando, intentando que así no sea. Y ese intento “eruditos” del mundo, es una demostración palmaria de que no solo pelean por lo suyo, sino por lo de sus hijos, que somos nosotros, y aún más por lo de sus nietos.

Vergüenza para los de mi generación que acudimos impertérritos a la ceremonia del “caos”, sin mover un dedo, resignados, y, GLORIA PARA NUESTROS MAYORES, QUE UNA VEZ MÁS NOS DAN UNA LECCIÓN DE VIDA, DE EDUCACIÓN Y DE CULTURA.

Rafael Ardura Urrea
Business Manager
GRUPO RETIRO

CEO-Founder&MD Partner
SERVIGESTION

Project manager
ALLES HAUS BAUAG

20130418-184300.jpg

20130418-184319.jpg

Tagged with:
Posted in Asesoria/Consultoria Financiera, GRUPO RETIRO, Rafael Ardura Urrea

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categorías
April 2013
M T W T F S S
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
%d bloggers like this: