EL FACTOR CLAVE EN LA REFORMA DE LAS PENSIONES EN ESPAÑA: LA SOSTENIBILIDAD

Ya se conocen las “líneas maestras” para la reforma de las pensiones en España. Básicamente giran alrededor del llamado “factor de sostenibilidad”, con distintos cálculos para la actualización de las pensiones ya existentes y para las nuevas pensiones que hayan de producirse. Voy a tratar de “desmenuzar” de la forma más sencilla posible como sería el cálculo para cada uno de los supuestos, a pesar de que a día de hoy no hay acuerdo en el seno del Comité de Expertos sobre cómo reformar las pensiones.

Según lo que se ha publicado hasta ahora; (yo mismo me hice eco en un post esta semana (….) si ese…., el de la fórmula…); para las pensiones que causen “alta”, a partir de la entrada en vigor de la reforma, los expertos recomiendan un ajuste del importe de la pensión similar (pero de signo opuesto) a la variación que haya experimentado la esperanza de vida del nuevo pensionista en proporción de la esperanza de vida del pensionista; “equivalente” de referencia previo a la adopción de la reforma. De manera que si la esperanza de vida a la edad del nuevo pensionista hubiese aumentado un 3% respecto a la del pensionista de referencia, aquélla nueva pensión sería reducida en dicho 3%.

Para aquellas que ya sean “alta” -lo que también afecta a todas las existentes a la entrada en vigor de la reforma-, se actualizarían cada año mediante un factor que tendría en cuenta una serie de referencias. Entre estas referencias están el crecimiento de los ingresos por cotizaciones del sistema (que, de ser positivo, aumentaría la pensión), el crecimiento del número de pensiones (que, de ser positivo, disminuiría la pensión) y el crecimiento de la pensión media como consecuencia del llamado “efecto de sustitución” de las pensiones más antiguas por las más recientes, mucho mayores que las primeras (que, de ser positivo, también disminuiría la pensión).

Además, se tiene en cuenta el cociente entre ingresos totales y gastos totales del sistema de pensiones, elevado a un exponente (de valor comprendido entre 0 y 1) que representa, el transito (cuánto más rápido, mejor) a la que los responsables del sistema desearían alcanzar el equilibrio financiero del mismo (cuanto más cerca de 1 el valor de este exponente, más pronto se alcanzaría dicho equilibrio).

Finalmente, se establecen todas estas referencias como una media (centrada en cada año de cálculo) “tirando de la estadística”, (fundamentalmente del INE); de los correspondientes datos observados en los últimos y años y de las previsiones de los mismos para los años siguientes, con el fin de evitar la influencia del ciclo económico en el cálculo.

Si bien no hay límites a los que puedan ajustarse las pensiones a la baja anualmente, a medida que aumenta el número de pensionistas con objeto de corregir el desequilibrio entre gastos e ingresos, en el hipotético caso de que estuviese justificada, en un año cualquiera, una actualización de las pensiones al alza, dicha subida no podría superar el crecimiento del IPC en ese año, destinándose cualquier excedente a un fondo de reserva similar al actualmente existente, o lo que es lo mismo existirá un tope para la subida de las pensiones.

Estas propuestas, en su conjunto, definen un mecanismo para lograr el equilibrio entre los gastos y los ingresos del sistema de pensiones por una doble vía. En primer lugar, ajustando la pensión media año a año, a la baja, a medida que los gastos vayan superando los ingresos. En segundo lugar, a futuro, en virtud del ajuste debido al aumento de la esperanza de vida. El equilibrio, además, quedaría garantizado tanto a la escala del sistema en su conjunto como a la escala individual de cada trabajador. Para que este equilibrio fuese efectivo y no se demorase en un tiempo indefinidamente largo, el exponente mencionado debería tener un valor más cercano a uno que a cero.

En mi opinión, a falta todavía de conocer el informe en toda su profundidad y del proceso que llevará adoptarlo por parte del gobierno y los interlocutores sociales, los expertos han hecho un trabajo de indudable valor. Salvo la aparición, seguramente innecesaria en esta fase, de una fórmula de esas que siembran la incertidumbre de los ciudadanos, y las propias incertidumbres sobre el éxito de esta propuesta a partir de este momento, que no deben impedir ver que, aplicada, esta reforma lograría el equilibrio casi continuo entre ingresos y gastos del sistema de pensiones. Ahora bien, ¿a costa de qué?. Ya en un post anterior manifestaba aquella leyenda importante, o cuando menos a mí me lo parecía de que el problema no era cuando salíamos de la crisis, sino cómo salíamos de las crisis. Ante esto efectivamente la realidad urge adecuar soluciones a problemas actuales, y este pasa por entender que las pensiones jamás serán como hasta ahora.

En efecto, dadas las tendencias de la longevidad, el resultado no puede ser otro que un ajuste progresivo a la baja de las pensiones medias, tanto de las que se vayan causando a partir de la entrada en vigor de la reforma como del conjunto de las existentes en virtud de los ajustes de actualización de las mismas mientras haya un déficit en el sistema. No obstante, si bien el avance progresivo de la esperanza de vida producirá pensiones nuevas cada vez menores, respecto a las de los pensionistas de referencia, el que el sistema logre frenar su desequilibrio de ingresos y gastos dependerá de cómo avance el número de pensionistas y de los efectos de los ajustes de años precedentes. Con todo, en virtud de estos mecanismos, seguramente complejos de entender, las pensiones sufrirán en el tiempo el mismo tipo de ajuste que produciría el igualar estrictamente los gastos por pensiones a los ingresos por cotizaciones, año a año. Lo que podríamos denominar “sostenibilidad”, por definición del sistema de pensiones. Estos efectos se notarían ya significativamente en menos de una década después de su entrada en vigor.

Claramente, los actuales trabajadores deberán empezar a buscar vías de ahorro adicionales para su jubilación, pues las pensiones públicas no serán tan generosas como hasta ahora. En el plazo inmediato, la entrada en vigor de esta reforma en 2014 producirá efectos discernibles sobre el consumo del conjunto de los pensionistas.

El que este efecto sobre el consumo pueda, a su vez, perjudicar la salida misma de la crisis dependerá de que los mercados, interpretando esta reforma como necesaria por parte del gobierno, decidan aprobarla aliviando la prima de riesgo de la deuda soberana y permitiendo de esta manera que el sector público tenga unas cuentas más saneadas y pueda mantener niveles de gasto público que de otra forma debería seguir recortando por otras vías, en mayor montante, incluso, de lo que se ahorrasen los pensionistas de no adoptarse esta reforma.

Queriendo ser lo más objetivo posible me ciño al análisis de las pensiones, y la quiebra del actual sistema de reparto, no entrando a valorar otras medidas que se piden a “pie de calle” como la reducción de las “superestructura”, del Estado, como medida también de disminución del gasto público, sobre las que estoy en absoluta concordancia con la opinión ciudadana. Pero tampoco me resigno a pensar que hay una nueva realidad social, y también pienso que no hay que identificarse con los problemas, sino con las soluciones, y en este sentido esta reforma, me parece cabal.

Rafael Ardura Urrea
Business Manager
GRUPO RETIRO

CEO-Founder&MD Partner
SERVIGESTION

Project Manager
ALLES HAUS BAUAG

20130603-160520.jpg

20130603-160534.jpg

Tagged with:
Posted in Asesoria/Consultoria Financiera, GRUPO RETIRO, Rafael Ardura Urrea

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categorías
June 2013
M T W T F S S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
%d bloggers like this: