SERVICIOS SOCIALES: ¿Qué ES LO QUE NECESITAMOS?

SERVICIOS SOCIALES: ¿Qué ES LO QUE NECESITAMOS?
POST 3:
Sobre Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local

En la actual situación de crisis económica y financiera, entiendo y esa es mi opinión, que los servicios sociales están llamados a contribuir de manera positiva y eficiente a la protección social de las personas que presenten una situación social y económica más desfavorecida.

En virtud de esa idea los poderes públicos deben tener como hoja de ruta, contribuir a desarrollar unos servicios sociales que permitan mantener unos niveles dignos de protección social, mediante un incremento del gasto social público, y procurando de forma simultánea políticas de creación de empleo y de dinamización de la economía real.

Evidentemente queda la alternativa de la PYME, allí donde no llegan las políticas de nuestros gobiernos, para proporcionar posibilidades de obtención de protección propia, cuando falla la pública, (es un tema muy interesante que abordaremos en otro post: el empoderamiento de las familias), dado que en definitiva se trata de mantener una calidad de vida digna. Es curioso observar como emerge una nueva realidad social (sobre todo tras la caída de de la credibilidad en el “banco de toda la vida”, por la mala praxis); en la que la familia empieza a ser consciente de que, tiene que encontrar otras vías opuestas a las tradicionales para procurar su bienestar, en el caso citado, empiezan a no necesitar a los bancos y cajas, para obtener financiación, por ejemplo.
En mi caso y ante un segmento concreto de población, como es el de nuestro mayores, les ofrecemos alternativas, como es la licuación de sus propiedades inmobiliarias como fórmula para mantener una calidad de vida.

Ante la bajada de las pensiones, la disminución del poder adquisitivo en caso de viudedad, la necesidad de nuevos recursos para ayuda del sostenimiento familiar, etc., que actualmente comportan una realidad para las Personas Mayores, éstas podrán cubrir todas sus necesidades económicas y vivir lo mejor posible, gracias al cobro de una renta mensual durante toda su vida, sin tener que renunciar al uso y disfrute de su casa e incluso con la posibilidad de mantener la propiedad para sus herederos.

Pero volviendo a nuestro análisis que da título al post ¿qué es lo que necesitamos?, y desde mi humilde reflexión que como insisto es muy personal, y “para gustos los colores”, entiendo que este Anteproyecto, no ha contado con el asesoramiento, de los técnicos en esta materia. Los trabajadores sociales, y ello, porque siempre he defendido que si quiero cambiar una ley de educación debo contra con los profesores, si quiero cambiar una ley como la del aborto debo de pulsar y contar con todos los colectivos de mujeres, expertas en la materia, y, por ende, si quiero modificar una ley social, debo contar con todos los agentes sociales, y en ello incluyo a los profesionales del trabajo social.

Y porque digo eso. Porque entiendo que desde el trabajo social hubiera dado unas pautas distintas a las que se han priorizado en la reforma y que entiendo atienden a otros criterios que no son la protección social.

En primer lugar, ya dije en el post anterior que me parece una contradicción que en época de crisis (quizás la más “fiera”, con la que España ha tenido que enfrentarse, desde los años setenta), se “recorte” en prestaciones sociales porque es cuando más falta hacen, por tanto una ley que no contempla una financiación pública suficiente y estable en el Sistema de servicios sociales que garantice, la continuidad de los procesos y una atención profesional de calidad, provocando una merma de derechos ya en muchos casos consolidados, como los de los dependientes, no se ha construido sobre buenos cimientos.

A cambio se podría haber reforzado la idea de que los Servicios Sociales pueden ser generadores de actividad económica, de empleo y como sistema que contribuye al PIB nacional. No nos olvidemos como ya anunciaba en un post que tenemos una población de las más envejecidas dentro del concierto europeo, y se calcula que en 2.050 seamos la segunda población mas longeva a nivel mundial. Por tanto el la actividad económica que se podría generar podría convertirse en uno de los motores de nuestra economía, como el idioma, o como las energía sostenible en nuestro país, y el empleo sería un empleo estable.

En segundo lugar, entiendo que las personas deben ser el centro del sistema favoreciendo el acceso al mismo, en condiciones de igualdad, eliminando obstáculos, flexibilizando y adaptando los procedimientos a los perfiles, necesidades y nuevas realidades. Favorecer una ciudadanía más informada y corresponsable.

Así mismo creo, en tercer lugar, que un sistema de Servicios Sociales de responsabilidad, titularidad y provisión pública que garantice el principio de universalidad, debe procurar la equidad territorial y asegurar la coordinación administrativa. Se debe garantizar la participación social y de la ciudadanía activa, la solidaridad y la corresponsabilización de todos los agentes, ofreciendo respuestas personalizadas, preventivas y comunitarias. Se ha de garantizar la calidad y transparencia del sistema.

Y ¿Cómo se hace esto?. Creo que el trabajo social amparado en su Código deontológico puede ser garante para toda la ciudadanía de la cobertura del Sistema Público de Servicios Sociales.

Como yo soy de los que piensa que se debe acudir a los especialistas, (…) yo lo reivindico para mi profesión frente al intrusismo (…). Entiendo que los profesionales del Trabajo Social pueden ser árbitros pertinentes y favorecer la igualdad de oportunidades, la inclusión social, la calidad de vida, la sostenibilidad y la cohesión social en los territorios.

En definitiva lo que vengo a proponer es que la ley, como ley marco debe contemplar que el momento actual es una oportunidad para llegar a unos acuerdos básicos pero no sólo donde participen las CCAA sino también la sociedad civil en base a un análisis de las nuevas necesidades sociales.

No entiendo como en terrenos donde ha habido acuerdos, y ha funcionado, como es el caso, de los Servicios Sociales; y el del asociacionismo, tenemos que proponer reformas que en definitiva van a cercenar derechos que en la mayoría de los casos, el ciudadano ya tenía y están consolidados. Sres. Gobernantes reduzcan el déficit público adelgazando la superestructura del Estado, pero no recortando derechos de los ciudadanos. Algún día ese, ese al que está recortando, y asfixiando, que en definitiva es quien le vota, se levantará contra Ustedes, y los removerá de sus “sillones”, para siempre.

Rafael Ardura Urrea
Business Manager
GRUPO RETIRO

CEO-Founder&MD Partner
SERVIGESTION

Project Manager
ALLES HAUS

20130621-101952.jpg

20130621-102010.jpg

Tagged with:
Posted in Asesoria/Consultoria Financiera, GRUPO RETIRO, Rafael Ardura Urrea

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categorías
June 2013
M T W T F S S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
%d bloggers like this: